La Microcefalia

En este artículo iremos descubriendo la microcefalia como una patología muy rara, en la que, estadísticamente, se registra un caso entre miles. La microcefalia es la formación de una cabeza muy pequeña durante el embarazo, ya que el cerebro no se desarrolló normalmente.

La microcefalia se puede generar a partir de algunas enfermedades, infecciones y anomalías genéticas. No existen pruebas específicas para determinar si un neonato nacerá con microcefalia, así como tampoco algún tipo de tratamiento. Sin embargo, en algunas ocasiones, un ecosonograma a partir del tercer trimestre puede identificar este problema.

La microcefalia puede ser leve o grave, dependiendo de cuánto haya crecido el cerebro. El escaso desarrollo del cerebro traerá, como consecuencia, limitaciones en el progreso de sus habilidades motoras y cognitivas. Además, los niños pueden padecer convulsiones.

Los especialistas pueden determinar si los niños padecen microcefalia, mediante la toma de medidas de su perímetro craneal 24 horas después del parto y continuar haciéndolo durante la primera infancia, para poder compararlo con los patrones de crecimiento de la Organización Mundial de la Salud.

Síntomas y detección de la microcefalia

La incidencia de la microcefalia es muy poco frecuente, según los datos arrojados por las fuentes estadísticas. Existen investigaciones que relacionan el virus Zika con los casos de microcefalia, sin embargo, esto no está demostrado de manera absoluta. Si quieres saber que es la microcefalia y sus consecuencias, te invitamos a continuar leyendo nuestro sitio web.

Dependiendo de la gravedad de la microcefalia, se le pueden atribuir las siguientes dificultades:

  • Movimiento y equilibrio limitado o restringido.
  • Dificultad para ingerir alimentos.
  • Retraso o discapacidad intelectual, tanto para comunicarse como para el aprendizaje.
  • Reducción o perdida de la vista y la audición.
  • Convulsiones.

Las dificultades que se han descrito a causa de la microcefalia pueden ser graves o leves, dependiendo de la capacidad o del crecimiento del cerebro. Estas discapacidades en los niños con microcefalia suelen ser irreversibles y, por lo tanto, durar toda la vida. Los casos de pacientes con microcefalia aguda o grave son mucho más complicados y sus efectos pueden hacer correr peligro su vida.

Los cuidados especiales hacia los recién nacidos con esta anomalía neurológica son, obviamente, mucho más complejo y dedicado. Por esta razón, se debe mantener una atención medica regular, para realizar evaluaciones periódicas, constantes y, de esta manera, poder constatar su crecimiento y desarrollo.

microcefalia

Conocer las causas de la microcefalia

Para los padres y los especialistas médicos es muy importante saber cuándo se considera microcefalia y como tratar lo mejor posible esta complicación. El trastorno neurológico en los niños recién nacidos, conocido como microcefalia, es el resultado del escaso crecimiento del cerebro durante su gestación.

Existen múltiples formas de interpretar un diagnóstico acertado en bebés con microcefalia, ya que, los rangos en las medidas del perímetro cefálico de cada paciente no se encuentran definidas en bases de datos precalificadas y correlacionadas con cada tipo de complicación.

Esto es así aun cuando la OMS cuenta con un esquema de curvas de crecimiento del perímetro cefálico, las cuales, para muchos, son meramente enunciativas o referenciales. En fin, se evidencia que este defecto congénito se produce entre 2 y 12 casos por cada 10 mil nacimientos, según datos aportados por Estados Unidos.

Existen diversas Causas De La Microcefalia ya que se presentan varias anomalías y un daño cerebral que se puede originar durante el periodo de gestación, perinatal o bien postnatal, las principales causas de tener un bebe con microcefalia son:

De origen genético:

La mayoría de los recién nacidos que nacen con microcefalia desde el nacimiento suelen presentarse con cierto retraso mental o en ciertos casos una inteligencia normal, suelen ser casos de microcefalia aislada y estar ligadas a problemas y en el sistema nervioso central.

Para que la Microcefalia sea heredada al recién nacido basta un gen de la madre o padre con antecedentes para transmitir dicho trastorno a su descendencia. Los tipos de herencia de este gen pueden ser autosómica recesiva o recesiva ligadas al cromosoma X (Síndrome de Reiner).

De Origen Prenatal:

Infecciones congénitas (De Madre a hijo durante la gestación): Infecciones tales como la sífilis, herpes, VIH son posibles causas del origen de microcefalia en el recién nacido.

Exposición a radiaciones ionizantes: La exposición prologada de la madre las radiaciones de este tipo generan un alto riesgo que se presente una microcefalia prenatal.

Fármacos y Tóxicos: Se han registrado casos en los cuales se determino que la adicción a varios fármacos y drogas provocaron que se generara el trastorno neurológico durante la gestación del feto.

De igual manera la alteración en los cromosomas están fuertemente ligados al origen y causa de la microcefalia y otros síntomas en los que destacan trisomía 21, trisomía 22, trisomía 18 y trisomía 13. En todo caso un buen examen medico ayudara a realizar un mejor diagnostico de la microcefalia presente.

Causas y predicción de la microcefalia en niños

El diagnostico de la microcefalia es evidente al observar un perímetro cefálico deficiente e irregular, la causa de la microcefalia en neonatos aún se encuentra en etapas de estudio. Para poder estar lo más acertados posible en las causas de este signo neurológico, es necesario realizar cuantiosas evaluaciones con estudios clínicos y análisis de sus antecedentes.

Es posible ser muy cercano a las causas o etiología de esta patología y poder tener un diagnóstico y una prognosis más precisa; realizando análisis neurológicos exhaustivos y todos los estudios complementarios que se consideren pertinentes.

Una investigación etiológica profunda requiere de estudios científicos-tecnológicos, como los que se obtienen del apoyo de los equipos de resonancia magnética. Otras técnicas para determinar las causas y los orígenes más frecuentes de la microcefalia son La hibridación comparativa matriz genómica (array-CGH) y la secuenciación del exoma.

Estos son métodos científicos de diagnóstico genético, que permiten analizar ganancias y pérdidas cromosómicas. En definitiva, estos estudios permiten a los especialistas poder evaluar un mejor diagnóstico y, por ende, determinar un tratamiento que conlleve un mejor pronóstico y una mejor calidad de vida. Microcefalia esperanza de vida, es un slogan muy asertivo que debemos promover.

Qué es y cómo tratar la microcefalia en bebés

El trastorno neurológico en el que la cabeza de un recién nacido es mucho más pequeña de lo normal, se denomina microcefalia. La cabeza pequeña en un neonato es poco frecuente y evidencia el poco o escaso crecimiento del cerebro durante su gestación en el vientre materno o posterior al nacimiento.

La microcefalia en bebés se ocasiona por diversos factores genéticos y ambientales que, por lo general, no cuenta con tratamientos preventivos. Quienes nacen con esta complicación pueden tener algunas mejoras en su calidad de vida, apoyados en terapias ocupacionales y del habla.

Tal vez, la definición más científica de la microcefalia es: “El perímetro cefálico de más de dos desviaciones estándar, por debajo de la media por edad y sexo”. Los criterios en el diagnóstico de la microcefalia pueden verse diferenciados, según el caso específico que se está observando; si se define como microcefalia congénita o posnatal.

Los neonatos que han nacido con esta condición deben ser tratados por un equipo multidisciplinario desde su evaluación inicial y durante todo su seguimiento consuetudinario. Los especialistas pueden detectar este signo clínico en el momento del nacimiento o percatarse durante el desarrollo del niño en las pruebas de rutina durante la primera infancia.

Tratamiento de la microcefalia

Problemas de salud a causa de la microcefalia

Si tu bebe ha nacido con este defecto congénito, debes prepararte e ir conociendo la microcefalia y, de esta forma,poder enfrentar esta condición médica de la mejor manera. Entre las variables que pueden ocasionar, una escasa o nula formación del cerebro, llamada microcefalia, se encuentran el uso y abuso de drogas, alcohol, sustancias químicas y hasta infecciones en la matriz.

El virus del Zika durante la gestación es un factor que está relacionado con la microcefalia, así que un control preventivo y constante durante el embarazo es fundamental. La microcefalia leve en los recién nacidos regularmente no representa problemas de salud que, de alguna manera, coarte su calidad de vida de manera absoluta.

Está comprobado que el tratamiento para este defecto congénito depende de la condición específica de cada paciente y que, efectivamente, genera buenos resultados. Algunos niños pueden presentar síntomas más agudos que otros, por lo que el cuidado y el tratamiento debe ser más específico y controlado.

En algunos casos, esos síntomas conllevan a presentar discapacidades en el desarrollo físico e intelectuales, pero la terapia constante y adecuada puede siempre brindar una nueva oportunidad. Acudir a los mejores y más cualificados especialistas, te garantizará un mejor desempeño y evolución en la condición de tu bebe.

Datos sobre los problemas de la microcefalia

Ya hemos planteado el tema de que los niños que tienen microcefalia leve, regularmente, no presentan mayores problemas de salud. Estos niños frecuentemente no tienen más problemas que el tamaño y la forma de su cabeza.

El cuadro que presentan los niños con microcefalia aguda o severa es otro. Un bebé que tenga menor desarrollo cerebral presentará una cabeza mucho más pequeña, lo que repercutirá en su estado de salud y calidad de vida. Un paciente pediátrico que cuenta con esta condición de microcefalia severa tiene mayores dificultades y presenta defectos en sus funciones, fisionomía y otras complicaciones frecuentes en su estado de salud.

Datos estadísticos arrojados por el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, indican que entre 2009 y 2010, la prevalencia combinada de la tasa de afectados por microcefalia fue del 8.7%; lo que tiene una incidencia entre 2 y 12 nacimientos por cada 10.000. Estos datos son proporcionales o equivalentes, a casi todos los resultados de las diferentes muestras de otros países que llevan y reportan abiertamente sus estadísticas.

La microcefalia en números

Para poder discernir entre unos datos y otros, debemos entender que las variables y consideraciones están relacionadas en como cada ente defina microcefalia, los métodos de diagnóstico utilizado y los rangos de referencia. Sin embargo, siempre podemos consultar algunas fuentes que podemos encontrar en la web.

Las informaciones que se manejan en Europa tienen variaciones significativas, ya que, en el caso del Reino Unido, la tasa es de 4.25% y en Portugal de 0.41% para el mismo periodo y la misma base, de 10 mil nacidos.

Entre los años 2012 y 2015, se detectó un número de casos o una tasa de prevalencia en Brasil, promedia en 6.4%. Estos datos contaron con un elemento adicional, que fue la incidencia del brote del virus Zika, al cual se le adjudica su influencia en la malformación cerebral.

Mosquito

En todo caso, el estado anómalo que expresa los síntomas de la microcefalia se define como el perímetro cefálico o de la cabeza, con más de dos desviaciones estándar por debajo de la medida. Esta se divide en dos tipos, el estado leve que se manifiesta en (-2 sDE), dos medidas o desviaciones estándar por debajo y el severo o grave, cuando el perímetro craneal o PC por sus siglas, se encuentra en -3 s DE.

Definición de Perímetro Cefálico

El Perímetro Cefálico es la medición que se le hace a la cabeza en la parte donde su área o diámetro es mayor o es lo mismo en su parte más grande. La métrica se realiza desde encima de las cejas, de las orejas y hasta la parte posterior de la cabeza, empezando el cuello.

El tamaño de nuestro cerebro se encuentra distribuido en una curva gaussiana y un poco más del 2% de la población mundial tendrá -2 sDE y en ese grupo, una buena parte tendrá un intelecto bastante normal.

Se ha hablado sobre microcefalia sindrómica, que se refiere a cuando ésta coexiste con otros tipos de malformaciones congénitas o con otras entidades neurológicas. La microcefalia relativa, que es la que mantiene un peso y una talla proporcional con el grado de microcefalia, y por último, la microcefalia absoluta. Esta es la microcefalia que tiene peso y talla en rango menor para el sexo y la edad.

Existen otros diagnósticos y cuando la cabeza pequeña en bebéses debido a otras causas como holoprosencefalia, encefalocele o anencefalia el diagnostico no debe considerarse como microcefalia.

El perímetro cefálico es un estudio de rutina

El examen o medición del perímetro cefálico, es un estudio de rutina para llevar un registro de la evolución de la cavidad craneal y así determinar el crecimiento del cerebro. El crecimiento normal del perímetro cefálico en niños varia de la siguiente manera:

  • De 0 a 3 meses: 2 cm por mes
  • De 3 a 6 meses: 1 cm por mes
  • De 6 a 12 meses: 0,5 cm por mes

El crecimiento del peso del cerebro de un niño en relación al peso del cerebro de un adulto varia así:

  • Edad 6 meses, crecimiento 50%
  • Edad 12 meses, crecimiento 60%
  • Edad 18 meses, crecimiento 75%

Entonces, queda definido que la exploración de la cabeza es un recurso fundamental, que siempre debe incluir la medición del perímetro cefálico. El estudio y la medición del PC se hace mediante una fórmula que deriva de la toma de cuatro medidas internas, que se realizan sobre radiografías del cráneo. Esta observación dio como resultado que se pudiera determinar que el tamaño de la cabeza se correlacionaba con el volumen intracraneal.

Con los recientes resultados de la resonancia magnética, se ha podido constatar la correlación de los volúmenes de sustancia gris y sustancia blanca. También se ha podido constatar la volumétrica de los recién nacidos a término y pretérmino al recibir el alta médica.

Con una simple visualización en donde se puede observar la anchura, altura y longitud del cráneo, se puede evidenciar de manera aproximada el volumen cerebral. La estimación profesional debe ser por medio de la medición del perímetro cefálico.

diagnóstico de la microcefalia

Sintomas de bebe cabeza pequeña

Los principales síntomas de un bebé cabeza pequeña o de su nombre científico, microcefalia, son los siguientes:

  • Se evidencia un tamaño del cabeza mucho más pequeño que el de otros niños del mismo sexo y edad.
  • Su crecimiento y ganancia de peso son lentos
  • Espasmos musculares
  • Llanto agudo y constante
  • Problemas para comer, poco apetito

Además de esto, los bebés con microcefalia síntomas pueden presentar:

  • Síndrome congénito del virus Zika
  • Parálisis cerebral
  • Enanismo
  • Problemas o deficiencias visuales y auditivas
  • Hiperactividad
  • Convulsiones
  • Deformidades faciales
  • Discapacidad cognitiva o intelectual
  • Discapacidad motora

Tratamientos y ayudas para pacientes con microcefalia

Todos los bebés que nacen con microcefalia necesitan tener un control médico regular para observar constantemente su desarrollo y crecimiento. En sí, la microcefalia no tiene cura y los tratamientos son variables, según la gravedad de cada caso.

Los pacientes con microcefalia leve generalmente no presentan mayores inconvenientes en su salud y pueden llevar una vida muy normal. Sin embargo, deben realizarse controles regulares, para un buen control.

En el caso de algunos niños que sufren de convulsiones producto de la microcefalia, necesitan medicamentos para tratar esa complicación. La microcefalia debe ser tratada por un grupo multidisciplinario, en el cual un neurólogo infantil es una pieza clave.

Los Neuropediatras son los especialistas en la evaluación, diagnóstico y tratamiento del sistema nervioso y el cerebro de los niños. Estos profesionales cuentan con los métodos para ayudar a que tu hijo, pueda potenciar al máximo sus habilidades.

Recomendaciones para ayudar los niños con microcefalia

Con la orientación constante de profesionales muy cualificados, es posible hacer que tu hijo con microcefalia tenga una buena calidad de vida muy prolongada. Para muchos, la microcefalia adultos es posible gracias a la ayuda de personas capacitadas con experiencia y muy comprometidas con esta enfermedad, sus pacientes y familiares.

Si vamos conociendo la microcefalia, sus características, causas, tratamientos y cómo ayudar a sus pacientes, podemos garantizar que podremos lograr, aunque no sea una recuperación total, seguramente podremos obtener muy buenos avances.

Las clínicas, hospitales, centros asistenciales de salud, médicos y profesionales que conocen estas tareas; se dedican para mejorar las capacidades cognitivas y físicas de tu hijo. Cuentan con conocimientos y métodos para ayudarles a comunicarse, para desarrollar sus habilidades motrices y mejorar su capacidad de interactuar.

Busca asesoría de profesionales y en grupos de ayuda, muchos de ellos podrás conseguirlos en internet. Ten en cuenta que todos los procesos adecuados para estimular a tu hijo con microcefalia repercutirán positivamente en su desarrollo.

Pruebas diagnósticas para microcefalia

Hasta el momento, no existen pruebas que puedan determinar eficazmente, que un niño nacerá o desarrollará problemas de microcefalia. Con una ecografía a partir del tercer trimestre de embarazo, se pueden observar las irregularidades en la formación del céfalo.

Durante el periodo de gestación, la cabeza del bebé crece a medida que su cerebro se va desarrollando. Hay ocasiones en donde ese desarrollo del cerebro no se hace de forma correcta y deja de crecer. No hay o no se sabe con exactitud las causas de la microcefalia; sin embargo, hay factores que se sabe son incidentes para este mal.

Se sabe que la mutación genética es la causa más común de esta anomalía; estas mutaciones, evidentemente, afectan el desarrollo del cerebro. Si la carga cromosómica del feto tiene problemas, seguramente esto causará problemas y falta de crecimiento cerebral.

Los trastornos metabólicos afectan a las funciones del cuerpo. Hay consecuencias que pueden resultar en un mal desarrollo de la cabeza. También se han identificado casos de desnutrición durante el embarazo que afectan significativamente al feto y de allí, que pueda nacer con microcefalia.

La microcefalia y el trastorno neurológico

Se define como trastorno neurológico a las enfermedades asociadas con el sistema nervioso central y periférico. Está conformado por los músculos, el sistema nervioso, la médula espinal, las raíces nerviosas y el cerebro. Siendo la microcefalia una anomalía en el desarrollo del cerebro, la microcefalia es, sin duda, un trastorno neurológico.

La microcefalia, al ser un daño que puede producirse durante la gestación, es considerado congénito, pero, además, también puede ser genético. También hay otras causas o factores que pueden ocasionar que el cerebro deje de evolucionar.

Ir conociendo la microcefalia nos ayudará a entender y a aplicar los procesos, técnicas y métodos para ayudar a nuestros hijos con este padecimiento, a tener una mejor calidad de vida. La participación de los padres junto a un buen equipo de profesionales expertos en estos temas es fundamental para el avance y el desarrollo de los niños que padecen microcefalia.

Hay experiencias que son muy notorias, de pacientes con microcefalia leve que han desarrollado una vida muy plena. Parte de esto, por las técnicas de estimulación psicomotriz y cognitivas, en las que participaron constantemente. Estas actividades educan tres áreas o capacidades, la sensitiva, la perceptiva y la representativa.

Datos generales sobre la microcefalia

La microcefalia es una afección que no tiene cura ni tratamiento estándar, ya que cada caso se trata según sus síntomas y particularidades. Esta condición dura toda la vida, por lo que lo más razonable es prepararse y afrontarla con la mejor determinación.

Existen muchos profesionales en distintas áreas que conocen completamente el problema y cómo tratarlo. Los padres y representantes de los niños con este padecimiento deben saber que pueden contar con todo su apoyo y experiencia.

Cuando tienes un hijo con microcefalia, seguramente siempre tienes temor a un nuevo embarazo. Ante una situación como esta, consulta con tu médico, seguramente él podrá determinar si es viable que vuelvas a tener un bebé.

Los pacientes con microcefalia necesitan atención medica y tratamiento constante, las terapias ocupacionales, del habla y cognitivas. Es recomendable que no se abandonen. La opinión y participación de personal experto y calificado para estos temas es fundamental. Nunca dejes de buscar apoyo profesional y emocional, existen muchos grupos de ayuda que están siempre dispuestos a apoyarte.